Baloncesto y Voleibol: Cómo mejorar el salto vertical

Además e ser la mejor forma de enfrentarse a una baja estatura en deportes como el baloncesto o voleibol, el salto vertical es una de las habilidades más importantes si se quiere tener éxito en multitud de deportes. Entrenando el salto vertical mejorará nuestras habilidades atléticas y nos convertira en jugadores más competitivos.
La mejora del salto vertical nos ayudara a convertimos en mejores atletas ya que la habilidad de saltar en necesaria en una gran cantidad de deportes como el baloncesto, balonmano, voleibol, salto de altura… El aumento de la capacidad de salto vertical puede mejorar otros beneficios atléticos tales como la mejora de los movimientos explosivos y puede ayudar en todas las fases del juego. Existe una correlación entre lo alto que se salta y lo rápido que se puede correr o desplazar lateralmente.
Silbato Fox 40 Sonik Naranja

La prueba de salto vertical mide la fuerza explosiva en dos subsistemas de la musculatura. Esto se traduce en un enorme poder deportivo.
El primer paso para mejorar el salto vertical consiste en fortalecer los músculos de las piernas, en especial cuádriceps y glúteos. Los tres músculos de los glúteos son los responsable de la fuerza y la estabilización de la cadera cuando se ejerce la fuerza. Los cuádriceps son los encargados de estabilizar y amortiguar la caída después del salto. Por útlimo, los isquiotibiales son los responsables de proporcionar un acortamiento y alargamiento del impulso para impulsarse más alto.
Estos dos ejercicios te ayudarán en el entrenamiento y mejora del salto vertical y son bastante sencillos de realizar.
Este ejercicio replica el movimiento del salto vertical al tiempo que se trabaja a velocidad y la agilidad. Empieza con una altura de caja de aproximadamente ¼ de tu altura para ir incrementando la altura conforme se mejore.
Partiendo de una posición de cuclillas con las rodillas flexionadas, salta para subir hasta la caja aterrizando en posición de cuclillas. Extiende las piernas por completo sin bloquear las articulaciones. Baja y repite el ejercicio hasta estar agotado. Repetir 3 o 4 series.
Silbato Fox 40 Sonik Naranja

Este ejercicio aísla los músculos que pueden causar desequilibrios, de esta forma se consigue crear una fuerza uniforme en ambas piernas.
Comience en una posición en cuclillas. Pon una pierna extendida hacia delante con los dedos de los pies mirando hacia arriba. Con la otra pierna flexionada en posición de cuclillas baje hasta una posición cómoda sin dejar que la rodilla se adelante más allá de la posición del pie. Seguidamente extiende la pierna por completo sin bloquear la articulación. Repite el movimiento tantas veces como sea posible, descansar y realizar 3 o 4 series con cada una de las piernas.
Estos ejercicios son buenos porque están realizados sin carga y para aquellos deportistas que tienen problemas de soporte de peso por lesión pueden proporcionar un nivel básico de entrenamiento post-rehabilitación.
La mejora del salto vertical puede necesitar de algún tiempo, pero entrenar con estos simples ejercicios puedes rápidamente experimentar notables progresos.