Salah

Que bonita pinta esta eliminatoria. En lo personal, me creo más de inicio a la Roma. Creo que planteará un buen repliegue medio y el ataque posicional del Liverpool no es tan bueno. Aparte en mi opinión, la sobreexcitación de los Reds podría pasarles factura según como se vayan dando los puntos de inflexión en la eliminatoria.
Yo no me lo termino de creer. En mi opinión no es un superclase, sino un muy buen jugador potenciado al 100% en un equipo ideal para él, y donde hace rol de estrella
De hecho, creo que buena parte de la eliminatoria pasa por la altura que elija Di Francesco para situar su bloque.
Firmino es igual a Benzema?
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Lo que he visto de el me recuerda bastante al frances, ya que uno teniendo a Cristiano (antes a Bale tambien) al lado, y el otro a Mane y Salah, marca menos goles y hace que estos marquen muchos mas.
Tienen una concepción de la posición un tanto parecido, sí. Son delanteros que salen del área para sumar superioridades en torno al balón o para abandonar espacios que ocupen otros y ellos puedan poner en disposición de finalizar. La verdad es que Firmino es un jugador interesantísimo y realmente disfrutable.
Con respecto a Salah, más allá del estatus que haya adquirido o que pueda mostrar a partir de ahora, creo que va a tener no pocas oportunidades de poner el cruce a favor de su equipo. Es verdad que la Roma ha sumado en los cruces de esta Champions una cintura táctica muy interesante, competitiva manejando varias alturas y registros defensivos pero Salah va a tener su momento. Una amenaza demasiado peligrosa para tomar según qué riesgos. De base, a nivel individual, la Roma no tiene antídoto, tendrá que tirar de equipo.
Para mi Firminio y Benzema tienen mundos futbolisticos diferentes, aunque para ello utilicen algunos movimientos similares . . Como dice Arroyo , son dos delanteros que salen mucho del area y como tal , ese movimiento siempre generará espacios libres en el centro y crearan superioridades en otras partes del campo , pero creo que la intención es diferente . Yo veo más parecido a Firminio con Suarez que con Karim.
Manolàs con la ayuda de ciertos movimientos del centrocampo puede ser un antidoto para Salah , el griego tiene una buena autosuficiencia si a eso le sumamos una ayuda inteligente puede ser complicado para el egipcio.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El escenario es tremendo: es la estrella antes de unas semifinales de CL. Si pasa a la final no será el caso, ya que o bien el Bayern o el Real presentarán jugadores con más cartel que el egipcio. A nivel de presión, quieras o no, va a estar el foco puesto sobre el egipcio. Está de dulce. Si supera este momento y es decisivo estaremos ante un futbolista más grande de lo, al menos para mí, esperado.
El tema de Manolas siempre ha sido el temple. A mí el tridente del Liverpool me parece muy difícil de defender porque no defiendes a tres hombres por separado o defiendes una zona o tu par, es que Salah, Mané y Firmino se mueven como una sociedad, tienes que defender al trío, defender un sistema entero. Son atacantes que se conectan unos a otros con cada movimiento, por eso hay que tener una lectura y una concentración altísimas.

Salah

Una de las ventajas indiscutibles para Salah es que su aterrizaje en el Liverpool se ha producido después de que Klopp haya tenido un margen de trabajo lo suficientemente amplio como para dar forma al equipo que él quería. El conjunto red es un bloque que se basa en dos conceptos claros e innegociables: presión y verticalidad. El escenario potenció a un Salah que de un plumazo se encontró con dos grandes noticias: le iban a dar la pelota al espacio, donde ningún defensa de la Premier League puede darle caza en carrera, y esos envíos, encima, iban a ser tras robos a gran altura, por lo que las situaciones de remate tras ese pase iban a ser si cabe más francas.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
En cualquier caso, a Klopp también le sorprendió el fichaje que habían realizado. En una entrevista reciente, aseguró que en pretemporada se dio cuenta de que el egipcio podía jugar como nueve. No se trataba sólo de una variante -el alemán acaba muchos partidos con ventaja mínima con él como primer punta para que directamente reciba en el carril central el contragolpe-, sino, como hemos visto después, de una forma de enfocar su plan de ataque. Salah es el extremo derecho del 4-3-3 del técnico alemán, pero a efectos prácticos acaba siendo el jugador que más dispara del equipo. La configuración ofensiva, ya sea en ataque organizado o en transición, invita a ello, y el nombre de Roberto Firmino lo explica.
El jugador brasileño es uno de los grandes motivos de los números anotadores de Salah. El Liverpool no tiene un nueve tradicional al uso, y su juego de apoyos permite que las dos balas -Mané y Salah- hagan la diagonal de ruptura con la zona del delantero centro liberada. Eso ha permitido unos contra uno de todo tipo, tanto en acciones de contragolpe como en ataques más pausados donde Firmino sale y Salah rompe. La fiabilidad goleadora del egipcio, eso sí, ha sido lo más sorprendente. Quizás por un tema de confianza o de madurez, pero la realidad es que Salah ha alcanzado la pausa necesaria en el área para amagar, evitar bloqueos, y hasta anotar con la pierna derecha de forma frecuente.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Siendo obvio que la brutal velocidad de Salah y su intuición para moverse al espacio, tanto si estos son a campo abierto como si el desmarque vertical tiene que ser más corto, son su mayor aportación al juego de ataque del equipo red, pero sólo con eso no se marcan 31 goles en la Premier League. El Liverpool de Klopp -y esto tiene mucho mérito tras la salida de Coutinho- ha conseguido mostrar una enorme fluidez en los ataques organizados, y esto se explica, entre otras cosas, en la armonía de sus tres atacantes para jugar al pie. Firmino, Salah y Mané están agilizando esas acciones, y cada vez muestran más armonía para compensar los movimientos del resto del tridente. Sin duda, su exjugador es la gran amenaza para la Roma, que obligará a Di Francesco, una vez más en esta Champions, a una adaptación milimétrica.

Mas de Benzema

En Turín hace unos días tampoco marcó, pero su partido me gustó mucho aunque no luciera. Y creo que el motivo de que no luciera es el mismo que explica el resultado de la comparativa en cuanto al número de remates con Isco que expones. Es muy difícil ser delantero en Madrid del rombo con CMKI si este rombo no se ejecuta muy bien. Muy difícil (más difícil es en el Sporting, pero entiéndase). Hay muy poco jugador por delante del balón, el equipo está lejos en muchas fases, se juega mucho de espaldas y en inferioridad, las líneas se superan por fuera, se tiran un porrón de centros con los delanteros en inferioridad… Y, encima, como la sensación visual es de que entre los 4 centrocampistas se tiene el balón, casi que se da por hecho que los dos delanteros tienen que marcar, porque, claro, quién no lo haría en ese contexto. Y no. Es mucho más fácil tirar a puerta en este equipo jugando donde juega Isco o donde juegan Kroos y Modric. Y, dentro de este Benzema más irregular en cuanto a juego, al igual que en los primeros meses de 2017 dio su mejor nivel de la temporada, en este 2018 lo está volviendo a hacer, coincidiendo su mejoría y su regularidad con el hecho de que ha jugado muchas veces con un 4-4-2 abierto con mucho jugador cerca, mucha movilidad y muchas alturas por dentro. No solo hay causas individuales que explican su rendimiento, sino que el delantero del Madrid tiene muy complicado tener ocasiones que no sean tras cento lateral. Y esto no minimiza que Benzema está restando mucho en Liga porque está perdonando goles claros, pero no juega en los sistemas en los que jugó. Porque hay días en los que el rombo se ha ejecutado mejor, o se ha jugado con otros sistemas, y tampoco ha marcado. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Dicho todo esto, en Munich yo le pondría sin dudarlo. Por su precedente de 2012, por el de 2014, por el de 2017, porque últimamente está siendo más regular, y porque además las sensaciones que transmite Bale no son las de la certeza que fue el galés en sus mejores momentos. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Aunque dejaría una duda, y es que me encantaría ver a Asensio de DC. No recuerdo haber visto la prueba mucho, pero un Asensio convencido por su entrenador de lo que tiene que hacer ahí, de no bajar a recibir muy abajo, me parece peligrosísimo para el Bayern, con Cristiano al lado. Porque además te da la opción de abrir a Isco a una banda y a Marco a la otra en fase defensiva. Y Asensio sí que tiene, sin discusión, mucho veneno de cara a puerta. Isco llegó a jugar ahí en un partido de copa en el Calderón en 2014, pero no recuerdo muchas más pruebas, además de que Marco me parece más adecuado para jugar tan arriba.
Precisamente a intercambio de golpes le veo menos posibilidades al Madrid de ganarlo todo. Creo que el Madrid necesita que Ronaldo vaya aprendiendo a jugar sin Benzema y tambien necesita fichar a un jugador con perfil como el de Salah.

Benzema Benzema Benzema

Además de eso, hay otra cuestión que para que el Real Madrid se ordene es muy importante, y es su juego de espaldas. Mientras que Isco, Asensio, y por supuesto Kroos y Modric, necesitan ver la portería rival de cara para estar cómodos, el francés sabe jugar viendo de frente a Keylor Navas. Eso resulta fundamental en términos de control, ya que el otro jugador capaz de dominar ese registro dentro de la plantilla -al margen de un Mayoral que a día de hoy no tiene la soltura que se exige en la élite- es Cristiano Ronaldo, cuyo objetivo -y más si Benzema no mejora sus números y Bale no es indiscutible- es acabar las jugadas.
A partir de aquí hay muchos pequeños detalles que quizás no tengan tanta importancia en sus titularidades, pero que pueden pesar. Por supuesto, ejercer de distracción para los centrales y que Cristiano Ronaldo logre remates más cómodos es una de ellas, pero no parece un argumento de suficiente peso como para que Zidane siga apostando por él de forma tan sólida. Sin embargo, que Benzema consiga tener influencia en llevar al Real Madrid a controlar los partidos, sí que parece un motivo irrenunciable, al menos hasta que Zidane encuentre otra fórmula que además de eso le dé goles. Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
La visita a Múnich volverá a abrir la incógnita y Zidane, una vez más, estará en la tesitura de tomar una decisión que, si está generando tanto debate y hay posiciones tan divididas, es por algo. No obstante y precisamente ante este Bayern, donde o Heynckes hace algún ajuste puntual o Javi Martínez va a tener que defender muchísimo espacio en el carril central, se vuelve a presentar un escenario para que Benzema tenga peso de cara a ofrecer a los suyos control y sobre todo, a gestionar esas transiciones desde la defensa hasta el ataque, en un partido donde se espera intercambio de golpes. A eso hay que sumar su tipo de movilidad, que hará abandonar a Hummels y Boateng el área, contexto en el que, probablemente, no podrán recuperar su espacio para evitar el remate de Cristiano Ronaldo.Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Yo creo que el principal problema no es la falta de goles (que también, obviamente, porque las cifras son bajísimas), sino que desde 2016 está más irregular que nunca a nivel de juego. No se puede decir que esté siendo una constante en ese sentido, y, si a eso se suma la falta de gol, de ahí el debate. Benzema desde 2016 ha tenido muchos partidos en los que no solo no jugaba bien, sino que estaba impreciso técnicamente (curiosamente, 2016, su mejor año a nivel goleador por lo que le pidió Benítez, trajo consigo en la Undécima al Benzema más estrecho en cuanto a movimientos e influencia en el juego desde que llegara Carletto). Se le iban largos los controles, los pases no tenían la tensión adecuada… Y a eso suma cada vez más un bloqueo mental ante el remate inédito en él. Porque, incluso en sus mejores momentos (2012, 2014) siempre ha dejado algunos fallos muy llamativos en el último toque, sobre todo en remates a centros laterales en los que en lugar de atacar el balón esperaba a tenerlo encima para rematar, y perdonaba ocasiones muy claras dando sensación de falta de agresividad. Pero en el juego en esos momentos siempre constaba, y pese a esos fallos sumaba una importante cuota de goles y asistencias. Y ahora no. Ahora hay tramos y partidos en los que, seguramente por un tema físico, no aporta prácticamente nada en cuanto a juego. Mismamente, el año pasado en Munich no marcó, pero si jugara siempre como jugó ese día las críticas serían mucho menores