Intimidación

Aunque a nivel de regularidad, Florian Thauvin ha sido el jugador clave en el sistema ofensivo de Rudi García en el Olympique de Marsella, parece complicado no poner sobre los hombros de Dimitri Payet la responsabilidad de que el equipo francés consiga batir a Jan Oblak en la final de Lyon. Por un tema de pegada, el ex del West Ham es el futbolista que probablemente provocará un mayor nivel de intimidación en la defensa del Atlético de Madrid.
Merece la pena por tanto por tanto poner el foco sobre Thauvin, porque una buena forma de limitar el disparo de Payet es el tipo de defensa que se ejecute sobre el eléctrico extremo francés. Rudi García ha volcado el peso del ataque sobre el sector derecho, y evidentemente la presencia de Thauvin es el principal motivo. La estructura, con la adaptación de Sarr al lateral de ese perfil y la inclusión de Maxime López en el doble pivote, ha potenciado que se alimente más ese lado de su ataque.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
mientras que Maxime Lopez tiene una gran facilidad para colar envíos entre líneas. Son dos jugadores que le han dado espacio y pelotas a Thauvin, que es el que regatea y atrae marcas. El Olympique de Marsella suele acabar sus jugadas en el perfil izquierdo, y ahí es donde se está beneficiando un Ocampos que ha encontrado en esta circunstancia un contexto fantástico para explotar esa gran capacidad que tiene para llegar por sorpresa desde el lado débil y finalizar.
Es la primera jugada que hay que tener en cuenta para hablar de Payet, que se aprovecha de ese desborde del extremo que arranque en derecha pero que puede salir hacia dentro o hacia fuera, para recibir con más espacio en la corona del área. Thauvin ejerce atracción también de los jugadores que defienden el carril central, y eso es hueco para el golpeo de Payet. Es un argumento más para pensar en que Lucas Hernández, muy explosivo a la hora de arrancar en la defensa del uno contra uno, vaya a ser el encargado de frenar a Thauvin. Es una forma de limitar las ayudas que tengan que hacer Saúl, Gabi o Thomas sobre ese sector.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Sin embargo, es evidente que la única jugada de Payet, más allá de su enorme calidad en ese arte, no es la finalización. El intercambio de posición con el propio Thauvin es constante, y eso puede suponer un problema para el equipo rojiblanco de cara a ajustar marcas. Es un movimiento que no sólo hace hacia la banda derecha, ya que con Ocampos acabando en el corazón del área, también suele caer sobre la izquierda para aprovechar la diagonal interior y el golpeo o centro al área. Es decir, Payet es influyente sobre todo el eje horizontal de la línea de tres cuartos.
Más allá de eso, habrá que esperar la alineación de Rudi García para conocer el impacto que su equipo esperará de él en la final. Un doble pivote sin Maxime Lopez le obligará a jugar más cerca del medio campo para lanzar a Thauvin y a Ocampos, mientras que si Rudi García busca adaptar el equipo con esa defensa de tres centrales que hemos visto en alguna ocasión, quizás le veamos más como conector de contras o incluso, trazando más movimientos verticales sin balón. La incertidumbre que genera no saber qué le pedirá exactamente su entrenador explica, sin lugar a la duda, que hablamos de un futbolista superior..